martes, 28 de enero de 2014

Cinco meses y no me acostumbro


Autora : Doris Sánchez
 
Solo abrir los ojos, he sentido un fuerte dolor que oprimía mi pecho y entendí  que me estaba faltando algo más que lo necesario para cubrir mis necesidades materiales, hoy se cumplen cinco meses de tu viaje antes anunciado, marchaste  de este mundo y no me he podido acostumbrar a tu ausencia, debería existir un manual   de instrucciones para aprender  a recuperar la vida después de una dolorosa partida como lo ha sido  la tuya, el tener que dejarte ir sin  hacer más que desearte lo mejor aquí o en otro lugar donde estés.
El corazón no puede hablar pero se comunica  con muy claro lenguaje con las lágrimas que brotan de nuestros ojos para demostrar el inmenso dolor que en él se alberga.  Una madre no  ausenta por  cualquier cosa  y cuando lo hace,  sobradas razones tendrá,  en tu caso no hiciste más que atender  a un llamado del cielo que no te dejaba  más  alternativa que obedecer en respeto a las leyes de la vida.
Fuiste y siempre serás mi primer pensamiento, mi orgullo y admiración, mi ejemplo y no creas que he pasado de tus consejos al contrario, en tu memoria trato de cada día parecerme más a ti  aunque con poco éxito, porque me demostraste una valía indescriptible que ha servido incluso de tema para muchos de mis artículos publicados.  Siempre te amaré madre y espero un día volverte a abrazar  y contarte cosas  que sucedieran en mi vida después de tu partida, porque de antes de ello  poca cosa se me habría olvidado.
cinco  meses  han pasado y parece que fuera ayer cuando he tenido que afrontar esa terrible angustia que nos deja el perder a una madre,  de seguro estarás muy bien y me alegra bastante porque eso me invita a luchar por seguir adelante imaginando que desde arriba observas todos mis pasos y deseo estés orgullosa de mi o que al menos me comprendas, echo de menos tus palabras de motivación, de invitación a seguir adelante sin desmayar,  el reproche te acompañó para dirigir nuestros caminos cuando  niños pero ya de adultos dabas consejos siempre con amor  y eso lo añoro hoy más que nunca.  ¡Bendición mami!

5 comentarios :

  1. mi madre se fue ya hace 10 año cada año duele mas leeo lo que escribe me llena de paz me dan gana d sigue en lucha y ayudar muchas persona que caen en la depre beso que dios te bendiga

    ResponderEliminar
  2. Gracias a las más de mil personas que han visitado este artículo, es complicado intentar comunicarse con alguien que ha marchado sin dejar datos de contacto, te olvidas, levantas el teléfono, piensas que ya no podrás volver a verle, contarle lo bueno o malo que te pasa y hasta mentirle para verle feliz.

    ResponderEliminar
  3. 1,710 visitas ha tenido este artículo y no me sorprende, somos muchos los que deambulamos por el mundo y las redes sociales en busca de noticias sobre nuestras madres que dejaron un día de pertener a la tierra, así me imagino que seguimos en contacto con mi madre, hasta pienso que leerá mis escritos y que tal vez un día cuando nos volvamos a ver, me reprochará por tantas lágrimas que a día de hoy siguen brotando de mis ojos, va a ser 8 meses de su partida y todavía no me acostumbro a su ausencia.

    ResponderEliminar
  4. No te acostumbraras jamás a no verla, yo la necesitaré hasta mi último respiro, pero aprenderás a vivir con esto con la ayuda de Dios.

    ResponderEliminar
  5. No te acostumbraras jamás a no verla, yo la necesitaré hasta mi último respiro, pero aprenderás a vivir con esto con la ayuda de Dios.

    ResponderEliminar